La transformación digital (TxD) no se trata solo de la tecnología, sino de nuevas formas de trabajo. Esto implica que la verdadera transformación comienza en las personas, partiendo del nivel estratégico y recorriendo toda lo empresa hasta los sectores más operativos.

Para las empresas, adoptar el proceso de transformación digital incluso es una cuestión de supervivencia para mantener un rumbo creciente en los negocios. La sociedad y el mercado han pasado por cambios importantes en su comportamiento debido al impacto de la revolución digital. Podemos citar como un ejemplo ilustrativo el hecho de que las personas hoy en día utilizan el WhatsApp como una herramienta de comunicación importante que es utilizada comenzando su entorno familiar, pasando por los equipos de trabajo en la oficina e incluso es utilizado a niveles de la aplicación en estrategias de venta y atención al cliente, sin mencionar el caso de la Inteligencia Artificial que hoy en día es utilizada por este canal.

Lo cierto es que el mercado exige mayor agilidad y personalización para atender sus necesidades, esto significa que la organización y su modelo de negocio necesita dinamismo para estar preparado para atender la demanda en base a este comportamiento emergente del mercado o simplemente resignarse a que sus clientes sean atendidos por la competencia que hoy en día es globalizada o que incluso llega a desde de diferentes verticales de industria las cuales utilizan sus fortalezas para diversificar y ofrecer nuevos servicios aunque no sean propios de su sector.

Un ejemplo ilustrativo en Bolivia es el caso de la oferta de servicios financieros como las transferencias de dinero que eran propias del sector bancario y que ahora también es compartido con una Telco como es el caso de Tigo Money. Otro caso que podemos podemos citar el impacto que causó la llegada del servicio de Uber en el sector de transporte tradicional el cual no logró ofrecer una condición de servicio que mantenga fidelizados a sus clientes.

https://eldeber.com.bo/79126_700000-personas-usaron-tigo-money-en-2016

Para encarar un proceso de transformación digital, es fundamental entender que traerá cambios en diferentes niveles de complejidad que toca a la empresa desde diferentes perspectivas; los procesos, la tecnología, la estructura de la organización, la visión etc., en consecuencia, la manera de trabajar de las personas.

Es por este motivo que el Liderazgo es un factor crítico de éxito que comienza en el nivel estratégico (CLevel) de la empresa para afrontar un proceso de transformación digital.

Entender en qué etapa de madurez se encuentra la compañía y llevarla a encarar retos de transformación que muchas veces se consideran disruptivos, requiere del compromiso y participación directa de la alta dirección de la empresa para que sea asimilado por todos los niveles en la compañía durante su ejecución y proceso de mejora continua.

Un proceso de TxD requiere compromiso, enfoque, coherencia y trabajo en equipo de parte de toda la organización, no puede ser tratado como un proyecto asilado en algún área de la compañía.

¿Y la tecnología?
Se encuentra inmersa en el proceso de transformación digital.

Seguiremos analizando y profundizando respecto a este tema apasionante, te invito a compartir tus comentarios y consultas

Última modificación: febrero 14, 2020

Autor

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.